vinos
garnatxa de l’empordà
Los vinos dulces naturales de Garnatxa tienen una larga tradición en el Empordà. El Castillo Perelada Garnatxa de l’Empordà se elabora con dos tipos de Garnatxa, la roja y la blanca, procedentes de viñas de más de 40 años de edad. Las uvas se recogen con una ligera sobremaduración. Envejecido por el método de soleras durante más de doce años, tiene un carácter cálido y sedoso.
Garnatxa de l’Empordà

Denominación de Origen: Empordà, en la esquina nordeste de la península ibérica, entre Francia y el mar. El clima es mediterráneo y recibe la fuerte influencia de los vientos, en particular de la Tramontana, que puede alcanzar velocidades de hasta 120 kilómetros por hora. La temperatura media es de 16ºC, y el régimen de precipitaciones anual oscila entre los 600-700 mm. En el Empordà hay una gran heterogeneidad de suelos.

Variedades: GarnatxaRoja (80%), GarnatxaBlanca (20%).

Fincas: Viñedos situados en los términos de Mollet de Peralada, Peralada y SantCliment Sescebes, amparados por la D.O. Empordà.
Elaboración: Se elabora con uvas seleccionadas de cepas viejas, vendimiadas con ligera sobre maduración y en buen estado sanitario. Tras una ligera maceración, y para conservar todos sus aromas, el mosto fermenta parcialmente a baja temperatura. Con posterioridad, cuando el contenido de azúcares es el deseado, se para la fermentación con alcohol vínico hasta llegar a la graduación de 15% vol.
Crianza: Envejecido durante más de doce años por el método de soleras o “criaderas”.

Graduación: 15,00% vol.
Acidez total: 3,30 g/l(a.s.).
Azúcares residuales: 130,00 g/l aprox.

Tipo de botella: Color blanco, 37,5 cl.

Nota de cata: Color ámbar oscuro, limpio y brillante. Fragante, muy voluptuoso en aromas. Dulce, aterciopelado, generoso en boca, sabores que recuerdan a fruta escarchada, frutos secos y especias.